Laboratorio nacional de Ciencia y Tecnología de Terahertz LANCYTT

Fecha: 30 de Junio de 2023

Edición: Junio 2023 No. 35

Ramón Carriles · | Hacemos ciencia para ti | Visto 461 veces

Al hablar de Terahertz (THz) nos referimos a una región específica dentro del espectro electromagnético (con frecuencias entre 30 GHz y 30 THz). Uno puede pensar los THz como “luz de un color que no podemos ver”, similar al ultravioleta o al infrarrojo; la banda de THz está entre las microondas y el infrarrojo. Fue hasta mediados de los años 80 del siglo pasado que aprendimos cómo generar y detectar THz de manera eficiente y controlada, puesto que antes no existía la tecnología adecuada [1].

Debido a la longitud de onda de los THz, la mayoría de los materiales no metálicos, con la no-table excepción del agua, son transparentes, o parcialmente transparentes, a los THz; además esta radiación es inofensiva para los materiales biológicos, al ser no ionizante. Por lo anterior existen múltiples aplicaciones en áreas como seguridad, inspección industrial, medicina, biología, comunicaciones, patrimonio cultural, etc.

En el CIO, la línea de investigación en THz fue establecida por el Dr. Enrique Castro Camus en 2009; obteniendo la primera señal de Terahertz en México, hasta donde sabemos, el 29 de agosto de 2011. En el año 2015 a iniciativa conjunta de la Coordinación para la Innovación y Aplicación de la Ciencia y la Tecnología de la UASLP y del Centro de Investigaciones en Óptica A.C., y con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, surge el Laboratorio Nacional de Ciencia y Tecnología de Terahertz (LANCYTT).

Fig. 1 Medición de contenido de humedad en pie, utilizando el dispositivo desarrollado en el CIO. Inset, ejemplo del mapeo resultante.

El objetivo central de este laboratorio es proveer al país con la infraestructura y el conocimiento necesario para el uso científico y la aplicación tecnológica de los terahertz. Actualmente el LANCYTT está integrado por 3 instituciones, el CINVESTAV Querétaro, y las dos instituciones fundadoras [2].

Después de la integración del LANCYTT, las instituciones participantes continuaron trabajando con sus líneas de investigación; en particular en el CIO se continuó, junto con la UNAM, el CINVESTAV y el CIATEJ, un estudio sobre estrés de plantas por sequías [3]; se inventó un método para la detección temprana del pie diabético, en colaboración con el IMSS y el ISSSTE [4]; se inició con la aplicación de THz al estudio de objetos de valor cultural, en colaboración con la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente, el INAH y el COLMICH [5]; se diseñaron y fabricaron diversos componentes ópticos y fotónicos novedosos en THz [6].

Además, alrededor de 18 estudiantes se han graduado del Laboratorio de Terahertz del CIO, así como 3 postdoctorantes, resaltando que 13 de las graduadas o postdoctorantes han sido mujeres, y un gran número de estudiantes han realizado estancias. Asimismo, se han atraído varios proyectos de vinculación, generando una cantidad considerable de utilidades para el Centro. Destaca también la organización de “42 Internacional Conference on Infrared Millimeter and Terahertz Waves” en 2017, el evento internacional más importante en esta área; esto le significó al CIO una gran proyección internacional y una utilidad económica significativa.

Las otras instituciones asociadas al LAN¬CYTT han continuado con sus respectivas líneas [1]. En conclusión, el LANCYTT ha tenido un impacto importante para el CIO, la generación de ciencia y tecnología de clase mundial y para la sociedad en su conjunto, no solo en la formación de recursos humanos sino también en temas de alta relevancia como el pie diabético, impacto de sequías y patrimonio histórico.

Referencias
[1] https://www.nature.com/articles/s43586-023-00232-z
[2] http://lancytt.mx/que.php
[3] https://www.nature.com/articles/s41598-020-58277
doi.org/10.1016/j.foodchem.2019.03.132
[4] https://www.nature.com/articles/srep42124
https://www.nature.com/articles/s41598-022-06996-w;
patentscope.wipo.int/search/en/detail.jsf?docId=WO2019004812&_ci¬d=P10-LKUXKQ-51066-1
[5] http://dx.doi.org/10.1007/s10762-016-0346-x;
https://doi.org/10.1007/s10762-019-00645-6
[6] https://doi.org/10.1364/JOSAB.402004
https://doi.org/10.1364/OE.399376