Antecedentes

El estudio de los mecanismos de visión y sus técnicas de medición es una disciplina que han trabajado los grupos de óptica en México ya por muchos años. Los productos de investigación y tecnológicos van desde el diseño de lentes, estudios de los mecanismos de visión, los instrumentos de diagnóstico y los instrumentos ópticos para observación y medición del ojo. Tenemos experiencia acumulada por más de cincuenta años, pero hasta la fecha, no se ha elaborado una estrategia orientada a que dicha actividad y sus resultados, vayan a la consecución de una infraestructura sólida, fundamentada en los elementos humanos altamente capacitados y con los bienes de capital necesarios para la producción de artículos con alto valor agregado. A la fecha, un inventario simple nos indicará que existen en México varios grupos aislados en diversos lugares realizando investigaciones de alto nivel en el campo de la visión y la imagenología. Tristemente, algunos grupos diversos efectúan investigaciones comunes pero sin relación uno con los otros. En ocasiones, los resultados de un grupo son conocidos por los otros una vez que sale a la luz la publicación.

El estudio del ojo humano tiene una gran fascinación, ya que es uno de los órganos más maravillosos desde un punto de vista funcional, pero al mismo tiempo uno de los más complicados del cuerpo humano. Los profesionales dedicados al estudio del ojo humano los podemos clasificar en grandes grupos atendiendo a su formación en el estudio de la visión, que son las siguientes:

Los profesionales encargados del estudio del ojo humano son, en primer lugar, los médicos oftalmólogos, cuyos estudios inician con la carrera de médico cirujano y posteriormente reciben una especialización por dos o tres años de estudios del ojo con un enfoque puramente clínico. Asimismo, los optometristas, estudian una carrera de cuatro años con algunos temas de óptica y otros de medicina y tienen como actividad principal detectar y medir los defectos de refracción del ojo para la adaptación de lentes de contacto o anteojos.

Los investigadores de la óptica visual buscan ampliar nuestros conocimientos sobre el ojo humano, desarrollar nuevos instrumentos para el estudio del ojo y sus funciones y nuevos métodos para la detección de sus enfermedades. Esta última es la carrera más larga y complicada, ya que requiere estudios interdisciplinarios de matemáticas, de física, de óptica y de medicina. Su preparación es generalmente la de físico o médico con una maestría y un doctorado que llevan no menos de cinco años después de la licenciatura.

En los países más avanzados existen centros e institutos, dedicados a la investigación básica y aplicada en los procesos de visión, llevando a cabo una gran cantidad de investigación sobre el ojo humano, desde muy diversos aspectos, el médico, el físico, el fisiológico, etc. Se están logrando desarrollos impresionantes y útiles que sin duda revolucionarán el estado actual de la ciencia de la visión. En México hay una buena cantidad de oftalmólogos y de optometristas muy bien preparados para desempeñar su misión. Asimismo, a lo largo del país existen algunos hospitales e instituciones especializados en el tratamiento de enfermedades visuales, tales como el Hospital de la Luz, dedicados a la tarea de atender a la población con requerimientos clínicos de la visión. Algunos de estos hospitales cuentan con departamentos de investigación en el área clínica, pero no atienden el área instrumental, los modelos de visión o el reconocimiento de patrones.

En otras partes del mundo hay numerosas instituciones dedicadas a la óptica visual. Por ejemplo, las siguientes:

Institución

Disciplina atendida